Diario no tan íntimo

Mirar hacia atrás

Estos últimos días me he enfrascado en mirar hacia atrás: personas que ya no están conmigo, formas de ser que he abandonado, dinámicas de trabajo y de vida que se perdieron con la pandemia, etc.

Creo que estos son ejercicios de revisión son importantes, pero en mí a veces se vuelven un problema cuando me enfrasco demasiado en lamentar lo que ya no es, aún teniendo buenas cosas en el presente. No sé si sea una tendencia habitual de lxs seres humanxs pero a mí me suele pasar de vez en vez.

He descubierto algunas razones por las que me pasa:

  • Algo está saliendo mal en el presente. Tal vez como una forma de evasión de los problemas del presente mi mente se enfoca en problemas del pasado.
  • Nostalgias. A veces me da nostalgia y quisiera revivir momentos del pasado. Esa sensación es muy desgastante porque uno sabe que las cosas ya no van a regresar, y que las cosas no volverán a ser iguales.
  • Duelos no resueltos. Me cuesta mucho trabajo manejar algunos duelos y traumas de la vida. Lo curioso es que a veces desaparecen y luego vuelven a aparecerse. De nuevo, no sé si esto le pasa a la mayoría de personas pero tengo ciclos de ese tipo.

Algo que lamento mucho es que estos ciclos me impiden disfrutar el presente tanto como yo quisiera. Se atraviesan en mi cotidiano y sabotean un poco mi vida presente.

Creo que no es saludable estar mirando atrás tanto tiempo, a menos que tengamos un objetivo terapeutico claro del porqué lo hacemos y que vamos a obtener de ello. ¿Por qué mirar a un pasado que ya no se puede cambiar? ¿Por qué no enfocarse en el presente que es el único espacio desde donde podemos actuar en este momento?

Supongo que el miedo, la conformidad, las fantasías y el dolor, nos arrastran siempre al pasado y evadir un poco el presente.

@guru@todon.eu